Entradas

, ,

Cómo conocer mejor a nuestro cliente

Entramos en un bar y pedimos una cerveza. El camarero nos hace esperar, o peor aún, nos atiende de malas maneras. Lo más probable es que no volvamos a pisar ese bar, porque como clientes que somos pretendemos un trato amable y eficaz. Para eso pagamos.