Entradas

Colaboración dentro de la empresa: haciendo de tu compañero tu aliado.

“La colaboración no es la ausencia de conflictos, sino el medio para resolverlos”. Deborah Tannen, profesora y lingüista en la Univ. de Georgetown (Washington)

Las relaciones eficaces de colaboración entre laterales o compañeros son las más difíciles de establecer en las organizaciones, ya que suele existir una actitud natural de competencia en el trabajo entre las áreas, negocios, funciones y unidades geográficas. Al igual que en la política, en muchas ocasiones se original problemas profundos a partir de disputas superficiales que no han sabido ser resueltas por las partes. Un tema habitual de confrontación entre los colaboradores suele ser el sistema de remuneración y recompensa, donde siempre hay una percepción de “injusticia” y desequilibrio entre lo dado y lo recibido respecto a otros.

Ventajas estratégicas de un negociador de alto rendimiento

¿Cuál es la mejor manera de negociar? ¿Qué es una buena negociación? ¿Cómo lograr lo que queremos y al mismo tiempo hacer frente a las necesidades y expectativas de nuestros interlocutores? ¿Cómo negociar "valor" y romper el punto muerto que surge de la negociación por "precio"?

Todos llevamos a cabo negociaciones a diario. Negociar es desarrollar cualquier comunicación o relación interpersonales, de forma bilateral, con el objetivo de alcanzar un acuerdo entre las partes. Negociamos para obtener mejores escenarios o contextos de los que ya tenemos. Como consultora experta en el tema, observo una verdadera polémica que se transforma en una paradoja desafiante para la mayoría de las organizaciones y para nosotros como consultores. En reuniones de detección de necesidades y de comprensión del contexto, a veces somos consultados sobre "mejores prácticas de negociación". Frente a este dilema intrigante y de aparición constante llegué a una conclusión personal: no existe una fórmula universal que funcione para todos los contextos o para todas las personas. La realidad es que un buen negociador conoce profundamente el proceso y aplica sabiamente las principales etapas conceptuales, aunque el “punto extra” está en su capacidad de juntar la técnica con habilidades profundas de planificación, comunicación observación y reconocimiento de evidencias de comportamiento. Al final y al cabo, negociamos con personas.