Entradas

El cliente digital: cómo es y qué quiere

El mundo actual está sujeto a más cambios, incertidumbres y sorpresas que ningún otro que hayamos conocido, debido a la influencia de una tecnología digital caracterizada por el motor de la progresión geométrica de la Ley de Moore: la aceleración inherente a los cambios lleva a estimar en exceso el impacto de las tecnologías a corto plazo, y a subestimar su impacto a medio y largo plazo. Algunos ejemplos históricos de cambios tecnológicos de alto impacto son la escritura, la imprenta de Guttemberg, la aparición del primer ordenador personal, o los dispositivos permanentemente conectados a Internet (iOT).

Este proceso de cambio híper-acelerado lleva a una dinámica de excitación-decepción-asombro constante. El mundo es más VUCA: más volátil, más incierto (uncertainly), más complejo y más ambiguo, y está lleno de “cisnes negros”. La peor estrategia es no hacer nada, la capacidad de anticipación es crítica, así como la flexibilidad para asumir los riesgos de nuestras decisiones.

Tendencia #03 de Negocio: Visión estratégica de la gestión del cambio

Las principales necesidades de cambio suponen un reto de anticipación a las empresas, posicionando la gestión del cambio como elemento fundamental para el éxito de la implantación de la estrategia de negocio. Las razones por las que las empresas tienen que cambiar aumentan en complejidad, y elementos como la economía colaborativa (un modelo donde la creación, propiedad y acceso son compartidos entre las personas y las empresas) afectan a la incorporación de cambios internos.