Entradas

El arte de dar feedback

Imagina esta situación: acudes a una reunión con dos compañeros más expertos. Es una gran oportunidad ya que vais a visitar a un cliente importante. Has preparado la reunión con uno de ellos, y habéis acordado que tú harás la presentación de la empresa y la defensa de la solución que lleváis. El encuentro va bien en líneas generales, aunque hay varias ocasiones en las que tus compañeros tienen que echarte una mano para rebatir algunos comentarios del cliente. Al acabar la reunión y mientras regresáis a la oficina en un taxi, uno de los compañeros se muestra muy enojado y te dice punto por punto lo que no hiciste bien en la reunión. ¿Cómo te sientes? ¿Te parece que tu compañero podría haber esperado a otro momento para no “ponerte en evidencia”? ¿Crees que el feedback puede utilizarse para aprender y mejorar, o solo para criticar los puntos negativos?