El Rol del Consultor Interno

foto_portada_400x250
{loadposition inside}

El Rol del Consultor Interno

El consultor interno surge como respuesta a una necesidad de cambio en el cliente interno, anticipándose a las peticiones de las áreas de negocio. Supone un apoyo estratégico, diagnostica y ofrece asesoramiento experto desde una visión interna de la compañía. Su reto: construir credibilidad ante el cliente interno.

El éxito de esta nueva figura dentro de las organizaciones radica en la habilidad de combinar experiencia con habilidades interpersonales de influencia, conocimiento de la organización y auto-confianza.

Los nuevos retos que ha de afrontar el consultor interno llevan a evolucionar su rol hacia el liderazgo del cambio, la orientación al desempeño y la generación de relaciones de confianza con la Dirección de los negocios.

Podrás conocer más sobre esta tendencia el 16 de Abril en nuestra web con el lanzamiento de una newsletter.

 

El consultor interno supone un apoyo estratégico para el negocio al diagnosticar y ofrecer asesoramiento experto desde una visión interna de la compañía. Su reto: construir credibilidad ante el cliente interno.

El rol del consultor interno surge como respuesta a una necesidad de cambio en el cliente interno, anticipándose a la petición por parte del negocio. Analizará la situación de partida para proponer iniciativas de mejora y guiará el cambio durante la implantación de estas iniciativas.

Su éxito está basado en la habilidad de combinar «expertise» con habilidades interpersonales de influencia, conocimiento de la organización y auto-confianza.

Aporta valor a la organización gracias a:

  • Conocimiento de aspectos sensibles de la organización
  • Integración en el día a día de la compañía
  • Facilidad para realizar el seguimiento de los proyectos e identificar retos
  • Recurso interno disponible

Sus clientes internos son:

  • Áreas de apoyo
  • Decisor
  • Usuario final
  • Responsable del proyecto

La aportación que realizan Beverly Scott y Kim Barnes (2011) de elementos para la eficacia del equipo del consultor interno a fin de liderar el trabajo en equipos multidisciplinares en los que participan consultores externos es clave en este proceso.

Los nuevos retos que ha de afrontar el consultor interno llevan a evolucionar su rol hacia el liderazgo del cambio, la orientación al desempeño y la generación de relaciones de confianza con la Dirección de los negocios.

El consultor interno requiere de habilidades intra e inter personales para afrontar los requerimientos de su nuevo rol.
Estas habilidades pueden estructurarse en cinco categorías:

1) Cultivar relaciones

2) Aprender

3) Organizar

4) Unir

5) Transformar

El modelo de trabajo del consultor interno contempla las siguientes fases: contacto, acuerdo, diagnóstico,, alineación con negocio, soluciones y resultados.

Un ejemplo de aplicación de esta tendencia, lo encontramos en Alemania, donde Bayer ha creado en Youtube un canal en el que se ofrece información sobre el mundo laboral en Bayer y el trabajo diario de sus empleados

 

Puedes completar y consultar esta tendencia con la siguiente infografía

 

David López, Director financiero de Overlap, nos explica en la siguiente entrevista esta tendencia:

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *