Crecimiento Personal

foto_portada_400x250
{loadposition inside}

Crecimiento Personal

La capacidad para lograr que nuestros objetivos se conviertan en realidad requiere de un plan de crecimiento personal que contribuya al fortalecimiento físico, las emociones, la mente y el espíritu, alcanzando un desempeño excepcional tanto en el ámbito personal como en el profesional.

La interconexión entre las cuatro dimensiones hace que los aspectos negativos en una de ellas (por ejemplo estar físicamente fatigado) afecte a las otras dimensiones (generando un humor negativo en la dimensión emocional, o dificultando la concentración en la dimensión mental), por lo que resulta fundamental el desarrollo alineado de las cuatro dimensiones.

El plan de crecimiento personal permitirá mantenernos físicamente enérgicos, emocionalmente conectados, mentalmente concentrados y espiritualmente alineados a fin de lograr un propósito superior que da sentido vital a nuestras acciones.

Podrás conocer más sobre esta tendencia el 8 de Octubre en nuestra web con el lanzamiento de una newsletter.

 

La capacidad para lograr que nuestros objetivos se conviertan en realidad requiere de un plan de crecimiento personal que contribuya al fortalecimiento físico, las emociones, la mente y el espíritu.

Nos enfrentamos a una constante exigencia para mantener un desempeño excelente a pesar de las presiones y cambios continuos en el entorno y en la organización. La creación de un plan de crecimiento personal que desarrolle una visión completa e integrada de la persona reforzará un desempeño excepcional tanto en el ámbito personal como en el profesional.

Jim Loehr ha desarrollado un modelo que considera cuatro dimensiones interconectadas entre sí, que permitirán dirigir el plan de crecimiento personal hacia el éxito en el ámbito personal y profesional.

La interconexión entre las cuatro dimensiones hace que los aspectos negativos en una de ellas (por ejemplo estar físicamente fatigado) afecte a las otras dimensiones (por ejemplo, generando un humor negativo en la dimensión emocional, o dificultando la concentración en la dimensión mental), por lo que resulta fundamental el desarrollo alineado de las cuatro dimensiones.

Dimensión física:
El desarrollo de la dimensión física se ubica en la base de la pirámide ya que permitirá gestionar uno de los recursos críticos que poseemos: la energía.

La evolución personal y profesional nos lleva a afrontar situaciones cada vez más complejas donde la demanda de energía supera nuestra capacidad, Gestionar la energía personal permitirá reducir este «gap» obteniendo un mejor rendimiento.

Dimensión emocional:
Desde que Daniel Goleman difundió el concepto de Inteligencia Emocional (1995), la gestión de las emociones se ha convertido en una de las estrategias para lograr el éxito profesional.

Auto-conciencia
Auto-control/ Auto-motivación
Empatía
Gestión de relaciones sociales

Dimensión mental:
La tercera dimensión a desarrollar en el plan de crecimiento personal incluye:
La capacidad para mantenerse concentrado en el momento presente y comprometido con los aspectos que realmente son importantes
La agilidad en el aprendizaje como elemento diferenciador para el éxito en entornos nuevos y cambiantes.

Dimensión espiritual:
En la cúspide de la pirámide se encuentra la dimensión espiritual como fuente de motivación, determinación y resistencia, ya que establece nuestros valores clave y el propósito y significado vital.

Iniciativas como la habilitación de salas de «fitness» en la organización o incorporar descansos para la práctica de yoga en el trabajo favorecen el desarrollo de las dimensiones.

 

Puedes descargarte y completar esta tendencia con la siguiente infografía

En el siguiente vídeo, Aleksandra Brankov y Ryan Collins nos explican esta tendencia, junto a Ignacio Marinas, sobre cómo alcanzar el crecimiento personal:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *