Liderazgo femenino: cuando lo diferente nos hace iguales

“La mirada de todos esos hombres nada tiene que ver con la mía. No es ni mejor ni peor. Tan solo diferente. Pero yo me veo obligada, cada día, a adaptar mis ojos a los suyos… Conservar nuestra propia mirada conociendo la suya nos aporta sabiduría, independencia y libertad.” Ana Carrascosa, Campeona de Judo, 2002.

Hablar de liderazgo supone abrir un debate profundo e intenso que intenta determinar las características de los líderes para aprender a desarrollarlas, potenciarlas y aprovecharlas en el contexto empresarial. Se diferencian numerosas categorías de liderazgo (natural, participativo, autocrático, burocrático, carismático, transformacional, inspirador) y se intenta limitar lo que caracteriza específicamente al líder respecto al mando o al jefe. Desde tiempos de Alejandro Magno se ha intentado concretar cuál es el papel que le corresponde al líder respecto al equipo que comanda o inspira, respecto a otros líderes u otras autoridades, y se buscan ejemplos inspiradores en disciplinas más allá de lo militar, tales como el deporte, la religión o, por supuesto, la política.

En el ámbito empresarial actual, cuando las mujeres aún están en desventaja de oportunidades y reconocimientos respecto a los hombres y muchas veces deben hacer más esfuerzo para conseguir los mismos reconocimientos que ellos, cabe hablar de un nuevo estilo de liderazgo femenino con cualidades específicas.

Características del estilo de gestión femenino
De forma genérica se habla de mayor intuición, de un estilo más democrático y participativo, así como de unas capacidades comunicativas más abiertas y comprensivas. Ya en 1987 autores como Loden identificaban ocho áreas que marcan las diferencias en el liderazgo de las mujeres y que se resumen en:

  • Uso del poder: tienden más a dar poder a otros que a acumular poder personal.
  • Resolución de problemas: las líderes son multimentales, mezclando adecuadamente intuición y racionalidad.
  • Habilidades interpersonales: saben escuchar y tienen empatía.
  • Grupos de trabajo: utilizan las diversas habilidades de los miembros del grupo.
  • Dirección participativa: están centradas en el grupo, y no solo organizativamente.
  • Asunción de riesgos: asumen riesgos para perfeccionar la actividad.
  • Atención a la diversidad: su primera consideración es el equipo.
  • Resolución de conflictos: buscan soluciones que permitan ganar a todos (actitud Win-Win)
  • Desarrollo profesional: participan en tareas aunque no sea parte de su función, ya que están implicadas en la búsqueda del desarrollo del grupo/equipo.

Tal y como comenta Kaufmann (1996), “las mujeres ponen la parte emocional también en el trabajo. En general las mujeres se hallan más capacitadas para tener en cuenta el lado “humano” de las personas desarrollando para ellos sus dotes intuitivas naturales.” Este autor enumera una serie de características que englobamos en tres grandes bloques:

En cuanto a su estilo de dirección:

  • Las líderes presentan un estilo más democrático, dialogante, pedagógico, consensuador y mediador, así como una actitud más receptiva y participativa.
  • Manifiestan un liderazgo más multidireccional y multidimensional, favoreciendo el desarrollo de valores y acciones colectivas.
  • Se caracterizan por un ejercicio del liderazgo más firme y constante.
  • Las líderes y managers son más creativas en sus propuestas para ejercer la dirección.

En cuanto a su estilo de comunicación:

  • Se manifiestan más comunicativas y abiertas a las relaciones personales, a las propuestas de sus compañeros, sin enjuiciar y escuchando de una forma más comprensiva.
  • Desarrollan políticas de cooperación y participación, potenciando las relaciones interpersonales y mostrando más apertura al cambio.
  • Saben crear un clima de colegialidad y gestión colaborativa.
  • Construyen redes informales, propiciando la cohesión y los vínculos entre las personas, alentando a otros a compartir los recursos. Potencian por tanto el aprender con los demás.

En cuanto a las relaciones personales:

  • Les preocupa el abuso del poder y en líneas generales utilizan la coacción como último recurso.
  • Muestran una clara preferencia por enfoques consultivos y cooperativos.
  • Tienen habilidad para combinar y reconciliar expectativas y experiencias contradictorias, promoviendo el compromiso colectivo.
  • Desarrollan políticas de cuidado y apoyo mutuo.
  • Ponen mayor atención a los sentimientos y al uso de una “inteligencia emocional” más sensible a las emociones y situaciones personales de los demás.

Cómo desarrollar las características del liderazgo femenino en las empresas
Las mujeres directivas encuentran en las organizaciones retos concretos a los que deben enfrentarse. Cada vez más las empresas tienden a la conciliación, a la igualdad de condiciones y de posibilidades y con ello se está consiguiendo atraer, retener y potenciar el ascenso de las mujeres a puestos de responsabilidad en las mismas condiciones que los hombres, aunque es necesario trabajar mucho aún en aspectos específicos para aprovechar al máximo las ventajas de contar con equipos de managers en paridad e igualdad. ¿Cómo trabajar en este sentido?

  1. El punto de partida consiste en identificar cuáles son esos retos a los que se enfrentan las managers, impulsando el estilo de liderazgo adecuado que potencie sus capacidades naturales.
  2. Por otro lado, es imprescindible trabajar el branding personal de las mujeres directivas para reforzar su imagen profesional: cómo son y qué imagen proyectan dentro y fuera de la compañía, tanto en la vertiente presencial como en la virtual (redes sociales, académicas y profesionales)
  3. Y por último, se deben potenciar las habilidades de las mujeres como directivas, aportando ideas y enfoques específicos y diferenciales y remarcando el aporte de valor.

Desde Overlap diseñamos itinerarios específicos para el desarrollo de las habilidades directivas de mujeres que asumen equipos de trabajo por primera vez, o bien que cambian de equipo (por promoción, cambio geográfico o de responsabilidades). En este tipo de itinerarios blended se combinan actividades de autodesarrollo con otras colaborativas (ya sean presenciales u online) en el que se trabajan temas como:

  • La valoración del liderazgo femenino en la actualidad
  • El énfasis en el desarrollo de la intuición como palanca del liderazgo innovador
  • La gestión y adaptación a los cambios
  • La influencia y el impacto femeninos en el estilo de liderazgo de las organizaciones
  • Las creencias limitantes y cómo romper el denominado “techo de cristal”
  • La gestión de la marca personal

Sin duda un gran reto en el que las personas, las organizaciones y la sociedad tienen mucho que ganar.

Para más información sobre nuestros itinerarios de liderazgo femenino, contáctanos en overlap@overlap.net o en el 91 721 02 21.

Referencias:

  • Libro: La máscara del mando. Un estudio sobre el liderazgo. John Keegan, Ed. Turner Noema.
  • Estudio: El liderazgo femenino y su ejercicio en las organizaciones educativas. http://www.rieoei.org/deloslectores/483Diez.pdf
  • Revista: Recognizing Women’s Potential: No Longer Business as Usual. Loden, Marilyn. Management Review 76.12 (Dec 1987)
  • Díez, E. J.; Valle, E.; Terrón, E. y Centeno, B.: El liderazgo femenino y su ejercicio…Revista Iberoamericana de Educación (ISSN: 1681-5653)

Links de interés:

2 comentarios
  1. a guest
    a guest Dice:

    Muchas gracias por estas herramientas sobre Liderazgo Femenino
    Magnífico el artículo al recoger excelentes herramientas útiles sobre Liderazgo Femenino para emplear en las empresas de hoy día. ¡Enhorabuena Lorena y Overlap por compartir los conocimientos!

    Responder
  2. un invitado
    un invitado Dice:

    gracias!
    Muchas gracias por tu comentario! Te invitamos a seguir compartiéndolo con aquellas personas que consideres que pueden encontrarlo interesante!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *