La regionalización de las empresas y los desafíos de liderar remotamente equipos de trabajo

regionalizacion_empresas

En algunos países de Latinoamérica como Colombia y Brasil, por el crecimiento y atractivo que el mercado está teniendo Internacionalmente, las empresas comienzan a expandir sus negocios hacia otros países o aparecen muchas empresas que instalan sus operaciones en el país.

Las empresas que se instalan deben funcionar como franquicia de sus casas matrices pero con recursos locales, lo que muchas veces genera que los líderes antiguos que conocen el negocio y vienen de la casa matriz tengan que gestionar remotamente a sus equipos.

En el caso de las empresas que regionalizan sus negocios o se expanden a otros mercados, pasa algo similar, los líderes se encuentran que su crecimiento viene por gestionar un equipo regional y las habilidades que ello implica ya no son las mismas.

Su gran desafío es encontrar aquellos quick wins que les permitan gestionar a distancia un equipo, organizarse, dar un feedback, hacer seguimiento a resultados y brindar el apoyo que las personas necesiten en el momento adecuado. Herramientas que tienen que ser muy prácticas y estar adaptadas para superar las barreras que suelen existir tales como la falta de dominio de la informática, la diversidad de lenguas y las barreras culturales entre países.

La tecnología nos ayuda a estar más cerca, pero los líderes no saben actuar ante esta nueva realidad: qué herramientas utilizar, con qué frecuencia debo llamar a mi gente, etc. Tampoco conocen todas las maneras que tienen de estar cerca de la gente aunque no lo estén presencialmente. Acostumbrados a un liderazgo jerárquico en donde tienen a su equipo directo al lado todos los días, este nuevo esquema rompe con muchas de las reglas de la gestión de equipos que hay que resolver rápidamente. Es por ello que las empresas deben ir implantando, acompañado del aprendizaje de las mismas, herramientas para facilitar las reuniones como skype, webex, telepresencia o teleconferencia. Herramientas que también pueden ser utilizadas para la realización de seminarios o itinerarios de formación. Y para complementarlo en el día a día, es necesario también desarrollar comunidades 2.0, donde los líderes y equipos tienen un espacio común de encuentro, un espacio para compartir y cambiar informaciones y de autoformación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *