La gestión de la innovación: no todo es improvisar

En los últimos años nos hemos encontrado artículos que mencionan por qué innovar y las ventajas para hacerloNos dicen que la innovación es fundamental para mantener un crecimiento sustentable, desarrollar una ventaja competitiva y superar épocas de crisis. Otros autores mencionan las ventajas de innovar, y nos dicen que permite a las empresas posicionarse en el mercado global y mejorar la calidad de sus productos o servicios, lo que puede traducirse en mayores ventas y penetrar nuevos mercados. Sin embargo, estos artículos no mencionan cómo gestionar la innovación.

Como rasgo común e implícito subyace una visión colaborativa no jerárquica en las organizaciones que impulse y fomente la realización de actividades y el desarrollo de productos de una forma distinta a la actual. Teniendo en cuenta que la innovación no es exclusiva de una sola persona, la cuestión que se suelen hacer los responsables de personas es: ¿cómo gestiono la innovación en mi equipo de trabajo? ¿Cuándo debo innovar? ¿Qué digo o hago sin ser consciente que frena la innovación en estos ambientes de trabajo? Para poder responder a estas preguntas, primero es importante definir qué es innovar.

Por innovar entendemos que es mejorar día con día, desarrollar una idea, resolver un problema, mejorar lo ya existente; es permanecer alerta y crear equipos con esa actitud. Bajo esta premisa reflexionemos sobre esta cuestión: ¿bajo qué circunstancias innovamos? ¿Innovamos solo cuando nos lo exigen, cuando falla algo o queremos simplemente impresionar a nuestro jefe con alguna idea espontánea? En respuesta para ello se podría afirmar que la innovación se aplica en todo momento.

Crear nuevas formas de realizar las cosas más su implantación lleva a gestionar el día a día innovando. Se trata de impulsar diariamente, que el equipo comparta si piensan que su trabajo contribuye al negocio y cómo pueden contribuir más a él. De esta forma mantenemos al equipo alerta y con un pensamiento innovador activo.

En proyectos implementados con el equipo de Overlap, hemos definido algunos consejos para comenzar a practicar la innovación activa, tales como:

  • Sé receptivo con las buenas ideas que provengan de fuentes insospechadas. Las buenas ideas, no siempre nacen de los altos mandos.
  • No ignores las fechas tope, pero date a ti mismo ciertas estructuras donde el objeto sea “jugar” con determinadas ideas que fomenten la innovación.
  • Mientras se mantengan los estándares de actuación, no limites los cambios para triunfar.
  • Traza fronteras razonables, comparte el poder e incrementa la autonomía del equipo de trabajo.
  • Permite que la gente de todos los niveles emita juicios, lleguen a conclusiones, tome decisiones y actúe en conformidad con ellas.

Para conocer más claves de éxito para innovar y cómo afrontar un proyecto de innovación te recomendamos la siguiente liga: http://www.overlap.net/blog/inoverlap/claves-para-innovar-como-afrontar-un-proyecto-de-innovacion

Los consejos para la práctica serán de poca utilidad si dejamos a un lado cómo las palabras del manager pueden inhibir la innovación en todo el equipo de trabajo. En ocasiones, utilizamos algunas frases que sin darnos cuenta provocan en el equipo cierta incertidumbre para comunicar las ideas que pasan por sus mentes. Por eso, te compartimos algunas frases que frenan la innovación en el equipo y te invitamos a que reflexiones y recuerdes cuándo fue la última vez que las utilizaste para referirte a una idea de algún colaborador.

  • Si es tan buena la idea, ¿cómo es posible que no se le haya ocurrido antes a nadie?
  • No es parte de tu trabajo .
  • Yo no quiero ser negativo, pero…
  • Hemos venido funcionando bien así durante mucho tiempo.
  • ¿Alguien más lo ha intentado de ese modo?
  • No lo tengo claro…
  • ¡Seamos realistas!
  • ¡Cuidado, cuidado, no vayamos a organizar un caos…!

Podemos resumir que la innovación no es exclusiva de los mandos y que podemos motivar a que nuestro equipo adopte una filosofía de innovación activa. Para gestionar la innovación basta con facilitar para que suceda a diario durante las actividades cotidianas. Preguntando al equipo constantemente cómo podemos mejorar y estar alerta a los mensajes de nuestros colaboradores.

Las ventajas y los porqués de la innovación son un elemento clave del desarrollo organizacional; sin embargo, el reto está en cómo gestionar la habilidad en equipos de alto rendimiento. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *