¿Los momentos de crisis reclaman un tipo especial de liderazgo?

estilos_de_liderazgo

 

Dirigir eficientemente en estos momentos entraña un esfuerzo disciplinado y una dimensión inusitadamente importante de resistir frente a la adversidad, el riesgo, el desencanto y la incertidumbre; pero por otro lado,  nos encontramos con perfiles de colaboradores más autónomos,  que desean tener un nivel mayor de protagonismo en la organización. Ya las ideas no caen de forma directa, ni tan siquiera hablamos de consensuar…hablamos de incorporar a los equipos en el proceso de toma de decisión, de tener en cuenta las ideas y en construir juntos.

Este nuevo liderazgo requiere escuchar e innovar. Podríamos decir que en este sentido el líder debe potenciar la Innovación para buscar soluciones creativas en  las personas.

A veces la palabra innovación está excesivamente sobrevalorada. Innovar no requiere ser un creativo de  una  compañía de publicidad. ¿Recuerdan la famosa historia de la invención de la Coca Cola?. Dos mancebos de farmacia poniéndose muy contentos en la rebotica con un “estimulante” refresco de su propia invención. El farmacéutico, Sr. Pemberton,  los observó y pensó para sí mismo que si eso les encantaba  a esos chicos tal vez le gustase a más gente…y esto pasó a finales del siglo XIX.

Este es el ejemplo de  Innovar como observación aguda de lo que otros no ven y que está al alcance de la mano,  sacar conclusiones de lo que me rodea… Pero claro, piensen qué habría ocurrido si nuestro farmacéutico en vez de pensar de forma innovadora,  hubiese despedido a los chicos por su acción.

Sí,  hay que innovar, aunque,  pensemos que la innovación es de personas  no de  máquina, hablamos de recursos humanos porque los humanos tenemos muchos más recursos.  Para  innovar necesitamos personas motivadas, sin miedos  y dispuestas a pensar en hacer las cosas de forma distinta para obtener resultados distintos (esto ya saben que no es mío sino de Albert Einstein). Pero también necesitamos líderes que no aborten la innovación.

¿Estos son momentos de innovar o momentos de estar debajo de la manta? Sólo si tiramos de Talento y hacemos que nuestros managers lo incentiven sin miedo podemos conseguir resultados.

Sabemos también que  los negocios siempre experimentan ciclos al alza y a la baja, y son precisamente esos periodos los que ayudarán a diferenciar a los ganadores del resto. Y en estos momentos son las empresas de alto rendimiento las que superan a sus competidores en todos los ciclos de negocio. Se habla mucho del Banco Santander como Banco que parece que va bien, que es uno de los grandes; pocas veces se habla de que el Santander sigue apostando por su  inversión en el mundo universitario.

Por tanto ya tenemos dos claves en el Liderazgo: Innovación y Visión.

¿Cuál es la tercera clave? La Rapidez en nuestra forma de actuación. La Ejecución que define RamCharan, el concepto del  Time toMarket que utilizamos las empresas de Gran Consumo. ¿Hemos dedicado tiempo a afilar el hacha del Management? ACTUEMOS. Nuestros problemas la mayor parte de las veces no se basan en el desconocimiento, SE BASAN EN LA INACCIÓN.

Seamos valientes. Si nuestros equipos nos ven “deshojando la margarita” a perpetuidad, perderán la confianza en nosotros como líderes  creerán que no tenemos una visión clara del futuro y ya sabemos que en los niveles de rotación de personas la causa número uno no es el salario, sino la vinculación con el manager.

¿Más claves de Liderazgo? Comprometidos en la búsqueda de soluciones para las personas; pero transparentes y claros con los problemas y con aquellas personas cuyo nivel de desempeño no es el adecuado.

Y el último requisito que creo que deben tener los líderes ante estas circunstancias debería ser el de Gestores de los Cambios que las personas van a experimentar en estos procesos. Todos sabemos la angustia, los miedos que lasequipos  pueden estar experimentando. Los líderes tenemos con nuestro comportamiento que generar tranquilidad, pero al mismo tiempo sentido de urgencia en las actuaciones, planificando las acciones cuidadosamente y comunicando de forma precisa para evitar malas interpretaciones.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *