¿Cómo podemos desarrollar, desde el interior de la compañía, los Líderes que nuestra Organización requiere?

liderazgo2

La labor de liderazgo implica entre otras cosas, la capacidad de mantener coordinada a la compañía para no sólo sobrevivir, sino mantenerla a la cabeza de la competencia. Además, contempla el reto de lograr que las relaciones, operaciones y transacciones entre las diferentes áreas (comercial, operativa, administrativa, etcétera) sean eficaces y rápidas.

La pregunta que está en el aire es ¿Cómo podemos desarrollar, desde el interior de la compañía, los Líderes que nuestra Organización requiere?

Una de las claves es implementar un sistema que nos permita detectar a los líderes innatos que existen en la compañía. Este sistema requiere de una metodología que ayude a identificar las señales adecuadas:

¿Qué es lo que nos distingue? ¿Cómo queremos que sean reconocidos los líderes de nuestra empresa? ¿Qué comportamientos de liderazgo queremos en nuestra organización? Es decir, definir el Perfil de Liderazgo de la Organización.

Compartimos contigo diez habilidades sustantivas que debes contemplar al momento de integrar y definir el Perfil de Liderazgo de tu empresa.

1. Claridad del negocio y posicionamiento
Esto implica dos aspectos importantes. Así como se diferencian Wal*Mart® de Comercial Mexicana®, y McDonald’s® de Burger King®, los líderes deben asegurarse de crear y mantener una idea clara y atractiva para tus clientes y que te distinga ante ellos. Adicionalmente, su función de líder los obliga a garantizar que su negocio permanezca vigente y funcione para sus consumidores. Esto les permitirá mantener el posicionamiento adecuado de su negocio en la mente de los compradores potenciales cuando requieran el producto o servicio que ofrecen.

2. Planeación y adaptación
Planear es prever el futuro en vez de padecerlo. Reflejarán sus habilidades de liderazgo al monitorear y adelantarse a la competencia. Estar al pendiente de cualquier cambio en la tendencia de las necesidades, deseos o hábitos de clientes actuales y potenciales, les permitirá planear los ajustes convenientes.

3. Desarrollo del personal
El ejercicio efectivo de su liderazgo se ve reflejado en las oportunidades de crecimiento y desarrollo que proporcionan a sus empleados. Por obvio que parezca, no basta con tener el tan necesario documento llamado «descripción de puesto», sino también contar con el complementario, llamado «perfil de puesto», en el que indican los requisitos esenciales para que una persona tenga éxito en una función. Combinando esto con los talentos de cada individuo… facilitar la mezcla persona / puesto y facilitar su crecimiento.

4. Trabajo en equipo
El fruto de su esfuerzo como líderes se ve reflejado en el manejo de capacidades y talentos de su personal, a la par que logran que sean capaces de trabajar en equipo. Como bien se advierte, implica discernir hasta dónde cada uno está dispuesto a dejar a un lado sus intereses particulares y reemplazarlos por los intereses del equipo (es decir, su empresa).

5. Administración de la información
Contar con un buen equipo es esencial, sin embargo, la labor de líder habrá de fomentar el libre flujo de datos e información, alentando la aportación de ideas. su liderazgo determinará las formas y mecánica para que sean analizadas, implementadas, reconocidas y recompensadas. Los resultados se verán reflejados en el análisis, adaptación de conductas y toma de decisiones con información oportuna y de calidad.

6. Establecimiento de metas y objetivos
Si planean, entonces determinar objetivos realistas y alcanzables no será mayor complicación. Con esto evitarán lo que muchos jefes hacen al fijar la meta del año por venir, agregando solamente un «factor» incremental a la cifra del año pasado. Su habilidad para identificar tendencias, y actuar en consecuencia, les permitirán aquilatar las oportunidades y atacar las amenazas del entorno, de tal suerte que la capacidad de su gente se transformará en éxitos reales.

7. Fijar prioridades
Es muy frecuente que las empresas pequeñas y medianas, en proceso de crecimiento, se vean invadidas por tareas y actividades de corto plazo, sin que se preocupen u ocupen de atender lo estratégico. Un buen liderazgo deberá permitir filtrar la carga de trabajo operativa en exceso, para que el equipo se mantenga enfocado y operando en las prioridades de primer, segundo y tercer orden que identifiquen – determinado.

8. Negociar y manejar conflictos
Autoritario o humano, flexible o rígido, son características de las personas que no harán que dejen de presentarse objeciones o cuestionamientos de quienes trabajan en la organiación. Un buen liderazgo implicará definir una ruta para comprender y resolver las preocupaciones legítimas, consensarlas y tratar asertivamente intereses de grupos o áreas distintas. Adaptarte facilitará lograr mayor efectividad en el ejercicio de los estilos de liderazgo que sean necesarios.

9. Motivación
Con varias teorías de apoyo, la gran habilidad de liderazgo facilitará que la gente comparta a lo largo del tiempo los valores, objetivos e idea central del negocio. Esto contribuirá a que tengan encendida esa llama interior que les motivará a caminar la milla adicional que tanto se requiere para exceder las expectativas de tus clientes.

10. Retroalimentación
Hay una quinta dimensión que se llama retroalimentar objetivamente. Asegurarse de ser un líder que corrige percepciones incorrectas, y promueve acciones correctivas oportunas.
La clave de lo anterior es mantenerse con una mentalidad abierta que les permita ser receptivos respecto de lo que sucede en su entorno, en el interior del negocio y en los pensamientos, habilidades y pensamientos del personal.

 

liderazgoUna vez identificados los comportamientos clave, puedes hacer uso de herramientas de Assessment que te permitan evaluar el estatus actual. Esto te apoyará a determinar los «gaps» respecto al perfil deseado. Los resultados de este Assessment son fundamentales para alinear y retroalimentar a los individuos en búsqueda de tu objetivo.

El siguiente gran paso sería, establecer un programa de aprendizaje para preparar a las personas para ser los líderes en competencias humanas, profesionales y actitudinales que tu empresa requiere. Uno de los grandes problemas y que más se identifica, es que en muchas empresas cuando se asciende a una persona a jefe no se hace de forma progresiva, sino que es de un día para otro. Además, se le suele vender el pack formativo de «búscate la vida» y «aprende equivocándote… como alguna vez nos ha pasado a todos!!!». 

Esto último, podría ayudarte a determinar un protocolo de actuación para gestionar los ascensos y que todas las personas que pasan por esa nueva situación, reciban la misma asistencia, formación y ejemplo para generar homogeneidad de comportamientos corporativos a sus equipos de trabajo.

¿Qué metodología existe en tu organización para detectar a los futuros líderes?

¿Existe período formativo y de preparación de las personas que ascienden?

Las personas que ejercen puestos de responsabilidad en tu compañía ¿son un ejemplo a seguir?

¿Qué otras ideas se te ocurren para elegir a las personas más adecuadas para ocupar los puestos de líderes de las empresas?

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *