El Liderazgo inspiracional, fuente de resultados extraordinarios

Les comparto algunas reflexiones sobre la importancia del liderazgo inspiracional hoy en el mundo de los negocios.

Usualmente, ¿a qué se deben los buenos resultados en nuestro trabajo? Algunos de ustedes dirán, entre otras cosas, que se deben a estrategias bien concebidas, procesos adecuados, productos o servicios ideales para las condiciones del mercado o fuerzas de venta preparadas.

Sin embargo, la historia demuestra que han existido cientos de compañías, áreas, personas e ideas que han fracasado teniendo todo lo anterior además de recursos más que suficientes o incluso ilimitados. Entonces, ¿qué es realmente lo que hace la diferencia?

Algunos de ustedes, a la primera pregunta habrán contestado además, que los resultados extraordinarios dependen de los líderes. Esto lo hemos oído decir en tantos cursos, talleres, ponencias, seminarios y en sin número de espacios dedicados al desarrollo de habilidades gerenciales. También habrán oído decir que jefes hay muchos, pero líderes no tantos. De hecho, investigando sobre el tema y sumando mi historia laboral, he llegado a pensar que hay diferentes “grados de liderazgo”. De hecho, para mí, ese grado de liderazgo depende del nivel de compromiso que logra ese líder por parte de su equipo.

Para llegar a esa conclusión, lo que hice fue pensar en un líder al que yo recordara especialmente. Lo primero que pude rescatar fue que coincidía que a su lado había conseguido los mejores resultados, tanto para mí como para el equipo con el que trabajaba.

Luego pensé que los resultados no eran más que una resultante de algo. ¿Qué era? Fue ahí donde pude concluir que no todos los líderes logran comprometer a las personas con sus causas. Cuando digo causas, no hablo de la tarea o del proceso para conseguirla. A lo que me refiero es a los “porqués” de la compañía, el área o el equipo del que estemos hablando.

Aquí encontré el centro del asunto: Los líderes que son exitosos y logran resultados extraordinarios no tienen que contar con grandes equipos, recursos más que suficientes, procesos perfectos y productos ganadores. Lo que tienen que tener los líderes exitosos es lo que hoy se conoce como “liderazgo Inspiracional”.

El liderazgo inspiracional es el nombre que se le ha puesto a la característica que tiene un líder para comprometer a su equipo con la esencia de la compañía, el área, el proyecto o la razón que los mantenga unidos, y logra hacer que todos “crean” en lo mismo. “Believe what you believe”, dice Simon Sinek  en su conferencia publicada por Ted Talks. https://www.youtube.com/watch?v=Gyf07AkhvUk

No pude evitar pensar en la semejanza que existe entre ese concepto y las ventas. En realidad lo que hace un líder es “vender” a su equipo su ideal. En las ventas también se venden ideales, decimos: “un buen vendedor no vende las características del producto, sino sus beneficios”.

Ustedes se preguntarán: ¿Cómo se vende desde el liderazgo inspiracional? ¿Qué es lo que compra ese equipo?

Bien, pues también investigué sobre el tema y lo que encontré, (que nuevamente me hizo sentido con mis vivencias), fue que los líderes inspiracionales siguen un “proceso de venta” que sigue la siguiente estructura:

  • Primero habla del porqué se debe hacer lo que se hace
  • Luego pasa con el cómo se debe hacer
  • Y por último habla de qué se debe conseguir.

Todo consiste en un método de comunicación que genera inspiración en otros y la razón es que nos conectamos con la esencia y no con los medios o los resultados esperados de nosotros.

Piensen ahora en su trabajo actual: ¿Saben por qué van a trabajar a diario?

Esa pregunta se la hice a alguien que conocí y me respondió: “Paula, la verdad, voy a cobrar mi sueldo, lo necesito para vivir”. Y agregó “No me importa lo que esté haciendo, lo que me importa es conseguir el dinero que necesito para cubrir las necesidades de mi casa y pagar lo que debo”.

Hay personas que viven así. Seguramente puede que obtengan buenos resultados en sus trabajos y rindan lo que se les exija, pero, ¿creen que cuando sea momento de dar un poco más, entusiasmarse con lo que se hace y superar situaciones difíciles, van a ser quienes brillen? En mi opinión, no. Quienes brillen y hagan que los resultados se produzcan serán quienes estén comprometidos con la causa, y el encargado de generar ese compromiso, es el líder.

1 comentario
  1. un invitado
    un invitado Dice:

    Liderazgo inspiracional
    Paula, me encanta lo que dices y no puedo estar más de acuerdo con ello. El comentado en tus palabras «Golden Circle» de Simon Sinek, el cual me parece también muy acertado, para mi no deja de ser una forma de vender, inspirar, persuadir, convencer a alguien, pero desde dentro hacia fuera, desde la esencia de lo que hacemos, hasta el qué hacemos…simplemente me encanta. Lo que debe hacer el líder en ese sentido primero desde mi punto de vista, es tener claro cómo transmitirlo, ya que doy por sentado que creer en ello ya lo lleva dentro. ¿Cuántos nos hemos encontrado en nuestro camino? Yo sinceramente te diría que pocos, por no decir ninguno, pues los resultados, el éxito personal, el beneficio y los accionistas, para mi siempre han sido la fuente «inspiracional» de la mayoría de los líderes. Pensando en que un día ellos fueron liderados, hay que deducir que tampoco a ellos les lograron comprometer más allá de con buenos sueldos, variables, crecimiento profesional, etc.,….y sólo a algunos les convencieron de qué es realmente lo importante para lograr el éxito… ¿Estamos a tiempo? creo realmente que si.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *