¿Dónde aprenden los jefes? Escuelas de Management

¡Qué gran jefe! ¡Un ejemplo en todo lo que hace! ¡Inspirador! ¡Qué visión de negocio tan clara! ¡Sabe dónde y cómo ir! ¡Consigue que las personas den lo mejor de sí mismas! ¡Impulsa los cambios! ¡Actúa para conseguir mejores resultados! ¡Equilibra exigencia con motivación! ¡No se le escapa nada! ¡Qué habilidad para gestionar relaciones dentro y fuera de la empresa! ¡Qué capacidad de organización!

Comentarios como estos deberían ser habituales para definir la actuación profesional de los managers pero en demasiadas ocasiones no se dan con la asiduidad que sería deseable.

Para impulsar las transformaciones que necesitan las empresas en entornos de incertidumbre, se requiere algo más que managers que sepan hacer su trabajo como se ha hecho siempre. Se necesitan managers que sean ejemplo y que impulsen a las personas; con capacidad de ejecución e inspiración al tiempo.

¿Se puede desde la empresa impulsar la actuación de sus managers?

Sí se puede.

Las Escuelas de Management son una respuesta que impulsa el aprendizaje y desarrollo de los managers: personas que piensan, hacen y que consiguen que otros piensen y hagan su trabajo con calidad.

El management no es una facultad abstracta e innata, sino una suma de conocimientos y habilidades que se pueden aprender y desarrollar en la Escuela de Management.

¿Qué diferencia una Escuela de Management de los tradicionales cursos para mandos?

La Escuela de Management se diferencia de los cursos tradicionales en el impacto que tiene por la continuidad del proceso de aprendizaje. La Escuela se conforma como un centro de aprendizaje permanente para el impulso del talento de los managers (Life-Long Learning).

Para su creación se tiene en cuenta no solo el presente sino también el futuro de la compañía. Contempla los conocimientos, habilidades, procesos y herramientas que deben utilizar los managers y directivos para afrontar la estrategia de la compañía en los próximos años.

El punto de partida para la definición de la Escuela es dar respuesta, mediante un proceso sistemático de detección de necesidades a las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo queremos que sean nuestros managers y directivos?
  • ¿Cómo son en realidad?
  • ¿Qué se puede aprender para que sean como queremos que sean?

¿Qué aporta la Escuela de Management a la consecución de la estrategia de la empresa?

  • Impulsar las capacidades de los actores críticos de su implantación, el equipo de managers y directivos.
  • Transmitir Cultura y Valores del estilo de gestión y liderazgo de la empresa a los diferentes niveles de mando.
  • Garantizar un entrenamiento homogéneo para los diferentes niveles de managers y directivos de la compañía.

¿Cuál es la sistemática a seguir para la creación de la Escuela de Management?

Para conseguir los objetivos de la Escuela de Management es fundamental seguir una sistemática de definición de aprendizaje con visión de medio plazo (3 a 5 años), que tenga en cuenta diferentes elementos: estrategia, valores, modelo de liderazgo, capacidades, competencias y conocimientos.

Paso a paso la sistemática de creación es la siguiente:

  1. Identificar comportamientos de éxito de los diferentes colectivos participantes de la Escuela en las diferentes áreas/procesos de trabajo de un manager, tanto para futuros managers (Programas de Talento) como considerando los diferentes niveles de managers y directivos.
  2.  Identificar qué tienen que aprender para llegar a los comportamientos definidos (Learning Objects)
  3. Definir rutas/acciones de aprendizaje para los diferentes colectivos a medio plazo, eligiendo la metodología más adecuada para el impacto en resultados.
  4. Establecer sistemas de medición previos y posteriores a la participación en las actividades de la Escuela de Management: indicadores de aplicación al puesto.
  5. Establecer sistema de organización y dinamización de la Escuela.

En definitiva, la Escuela de Management es un elemento que impacta directamente en la consecución de la Estrategia de la empresa mediante el entrenamiento de sus principales impulsores, los líderes de la compañía.

Te animamos a que conozcas las soluciones de Escuelas de Management de Overlap.

“Para depositar su confianza en sus líderes, las personas necesitan pruebas de su competencia. Tienen que sentir que sus líderes merecen su confianza en virtud de su carácter y competencia profesional” Warren Bennis

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *