¿Y aquí cómo se aprende? Cómo generar una estrategia de aprendizaje para nuestra organización

La primera vez que escuché hablar de Universidades Corporativas imaginé que se referían a magníficos campus construidos por las Empresas para impartir la formación a sus empleados. Puestos a adornarlo, estos campus tenían muchas zonas verdes donde los participantes adquirían conocimientos y desarrollaban habilidades a la vez que estrechaban relaciones con personas con sus mismas responsabilidades e inquietudes profesionales en idílicos entornos que parecían sacados de las universidades norteamericanas.

Reconozco que con el tiempo he conocido Universidades Corporativas similares a aquellas que dibujé en mi mente, pero también he aprendido que «Universidad Corporativa» es, antes que nada, un concepto, que después puede ir acompañado del ladrillo que sirva para albergar las iniciativas de aprendizaje que surjan a su amparo.

La misión fundamental de una Universidad Corporativa es definir cómo queremos que se aprenda (y se enseñe) en nuestra empresa, diseñando la Estrategia de Aprendizaje que dé respuesta a esa pregunta e impulsando su implantación por todas las unidades de negocio, países o departamentos en los que está dividida la empresa.

Porque en cuestiones de aprendizaje profesional lo importante no es dónde vamos a formarnos, sino decidir cómo lo vamos a hacer, y finalmente hacerlo.

Ahora bien, definir la Estrategia de Aprendizaje Corporativa es un proceso complejo y debe ser consensuado internamente. Complejo porque la respuesta es múltiple, dado que son muchos los aspectos sobre los que decidir. Consensuado porque no es patrimonio exclusivo de los responsables de formación, sino que debe implicar a las Direcciones Generales y Comerciales de las Empresas, ya que el fin último del aprendizaje es  apoyar la consecución de los objetivos estratégicos.

Precisamente esta última afirmación es la respuesta de Overlap, como expertos en ayudar a diseñar e implantar Estrategias de Aprendizaje, a la primera de las preguntas que debemos responder: ¿Para qué queremos que nuestra gente aprenda?

Y tras esta pregunta vendrán el resto, y la respuesta a cada una de ellas generará un enriquecedor debate y reflexiones conjuntas entre diferentes áreas sobre temas tan relevantes como los siguientes:

  • ¿A quién vamos a destinar nuestro aprendizaje? ¿Con quién compartiremos nuestro conocimiento? ¿Empleados, accionistas, clientes, sociedad en general?
  • Quiénes serán los encargados de esponsorizar la estrategia de aprendizaje? ¿Qué órganos de gobierno existirán?
  • ¿Cómo vamos a identificar las necesidades de formación de nuestra gente?
  • ¿Formación interna o externa? ¿Para qué, con quién y en qué porcentajes? ¿Qué tipo de alianzas crearemos?
  • ¿Cuál va a ser nuestro modelo de aprendizaje (modalidades, metodologías)?
  • ¿Cómo será la estructura tipo de nuestros programas formativos?
  • ¿Cómo realizaremos la gestión del aprendizaje?¿Cómo será nuestro sistema de acreditación? ¿Queremos o necesitamos certificaciones externas?
  • ¿Cuáles serán nuestros principales indicadores de referencia al realizar la medición del impacto del aprendizaje? ¿Qué cuadros de mando utilizaremos para el seguimiento?
  • ¿Cómo reconoceremos a nuestros mejores profesionales?
  • ¿Qué elementos de comunicación utilizaremos para dar a conocer nuestras actividades? ¿Qué grado de notoriedad queremos conseguir?
  • ¿Con qué infraestructuras físicas o tecnológicas contaremos?

El diseño e implantación de una Estrategia de Aprendizaje debe entenderse como un proceso en el que los diferentes elementos irán poniéndose en marcha de forma gradual, partiendo de un alcance ambicioso pero factible que poco a poco se irá ampliando.

Por esa razón es recomendable definir al inicio un “road map” donde establezcamos cuál es el punto de partida y cómo iremos evolucionando en cuanto a público objetivo, contenidos, metodologías, tecnología, infraestructuras o notoriedad.

Aquellos profesionales de la formación y el desarrollo cuyas organizaciones actualmente estén planteándose la posibilidad de iniciar un proyecto de este tipo tendrán la suerte de transitar este camino y crecer profesionalmente en él.

Quizás un día conozcan las zonas verdes del campus que hoy sueñan.

«Fui a los bosques porque quería vivir a conciencia, quería vivir a fondo y extraer todo el meollo a la vida, y dejar a un lado todo lo que no fuese vida, para no descubrir en el momento de mi muerte, que no había vivido». Profesor Keating. El Club de los Poetas Muertos

Más información: 

Articulo aparecido en: http://www.gref.org/nuevo/grefnoticias/grefnoticias44.pdf

«Universidades Corporativas», por Antonio Rubio Pastor, Socio de I+D+i de Overlap. http://www.casadellibro.com/libro-universidades-corporativas/9788483565964/1955402

Estrategia de Aprendizaje/Learning Strategy: http://www.overlap.net/soluciones/soluciones-tipo/estrategia-de-aprendizaje

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *