Subida de la luz: 6% de incremento

Torretension_p

Las eléctricas respiran desde ayer algo más tranquilas. La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha registrado ya el folleto para la colocación del déficit tarifario. De este modo, la operación para titulizar esta hipoteca eléctrica (que a 31 de diciembre de 2009 ascendía a 17.624 millones) se pone en marcha alejando así el fantasma de los recortes de rating y mejorando su situación financiera.

Según el folleto de la emisión, la titulización ascenderá en un primer momento a 13.500 millones de euros, pero se reservan la capacidad de incrementar esta cantidad hasta los 25.000 millones de euros, una decisión que será inevitable a tenor del crecimiento de esta deuda que este mismo año puede añadir otros 5.000 millones de euros.

La única salvaguarda que imponen es que en el caso de aumentarse esta cantidad sea en la Ley de Presupuestos Generales del Estado donde se les otorgue el aval estatal. La colocación se iniciará hoy 24 de noviembre y se prevé que se prolongue como máximo hasta el 8 de diciembre a las 17 horas.

Esperan colocar 3.000 millones

No obstante, los gestores se reservan la posibilidad de cerrar este periodo de manera anticipada. En un primer momento el sector espera que se pueda colocar entre 1.000 y 3.000 millones de euros, pero no se ha fijado una cantidad para poder testar el apetito del mercado a este producto, después de varios años de preparación.

El fondo contará además con una línea de crédito por valor de 2.000 millones de euros, al tiempo que el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2011 reserva un máximo de 5.000 millones durante elpróximo ejercicio para garantizar las obligaciones económicas del fondo.

El objetivo de la operación es en deuda negociable un pasivo hasta ahora financiado por lasprincipales eléctricas que se genera porque el coste de la luz es mayora los ingresos y que, según el folleto asciende en términos acumulados desde 2000 amás de 17.624 millones.

Recae sobre los ciudadanos

Si bien el Estado garantiza la calidad de los bonos, esta deuda debe ser devuelta por los consumidores de luz través de la tarifa eléctrica que fija el Gobierno. Con las emisiones, los consumidores pasarán de pagar esta deuda a las eléctricas a hacerlo a los ompradores de bonos, y lo harán, previsiblemente, a un tipo de interés superior.

El plazo para amortizar esta cantidad se estima que sea de 16 años y puede suponer una subida de la arifa eléctrica importante. Según fuentes del sector, el recibo de la luz podría incrementarse en cerca de un 6% para hacer frente a estos costes que no se han ido pagando en los últimos años.

Fuente: El Economista

Hasta aquí el artículo de El Economista. En lo que diversos expertos coinciden es que inevitablemente los clientes finales tendrán que tener tarifas más altas, y por otra parte, será necesario un replanteamiento con respecto a las energías renovables y sus primas.

Aunque esta es la opinión de muchos, todos coinciden en dos aspectos: es difícil que ningún Gobierno vaya a subir la tarifa eléctrica por su coste electoral y además las energías renovables son una piedra angular de la política del Gobierno español, que en boca de su Presidente prevé generar más 1 millón de empleos vinculados a estas energías.

El déficit tarifario supone más de un 1% del PIB español y es una cuestión que no se puede dejar en un cajón. Es importante tener un marco regulatorio claro, que establezca un plan de acción y un calendario para lograr eliminar el déficit.

Otro de los problemas que existen es el momento económico en España: una subida eléctrica no es lo mejor ni para el consumiidor, ni para las empresas. Además hay un calendario electoral que puede condicionar la toma de decisiones. Si a estos factores le sumamos que inevitablemente, el revisar las primas afectaría la cuenta de resultados de las empresas eléctricas, lo que no contribuye actualmente a mejorar las condiciones econóicas del país.

En cualquier caso, estamos ante un caso en que no existe varita mágica y es necesario tener una solución, que aunque no beneficie a todos, sea lo más consensuada y equilibrada posible.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *